¿Son los flashbacks ácidos un mito?