Los Estadounidenses solían comer palomas todo el tiempo y esto podría estar volviendo.