La FDA acaba de dar una advertencia sobre los medicamentos para pulgas y garrapatas que podrían causar convulsiones.