El mundo no se vuelve más ligero con el helio, pero extraerlo no es en realidad una fiesta.