Disculpen, Personas a las que No les Gustan los Gatos, pero la Ciencia No Está de su Lado