Curar su sartén de hierro fundido no es suficiente