Aquí está la cantidad de proteína que realmente necesitas