Apolo se disparó a través de los cinturones de Van Allen